Inicio de la temporada 2016 de piscinas

Con el inicio de la temporada de las piscinas de verano, es muy importante realizar un adecuado mantenimiento preventivo de las piscinas, especialmente en aquellas que han estado paradas durante la temporada de invierno.
A tenor de las ultimas noticias en torno a la proliferación de microorganismos en diferentes sistemas hídricos, recordamos la necesidad de una adecuada intervención para prevenir la aparición de microrganismos patógenos u otro tipo de contaminantes perjudiciales para el ser humano.

swimming-pool-2-1390927
Infecciones más importantes que se pueden contraer en las piscinas:

  • Molluscum contagiosum – es un virus que se contagia a través de contacto directo y es mucho más común en los niños que en adultos debido a que no tienen totalmente desarrollado el sistema inmunitario. Suele presentarse sobre todo en tórax, abdomen y brazos aunque también aparecen los pliegues inguinales, axilares y cuello. Se caracterizan por ser pequeñas lesiones de color sonrosado o blanquecino que en sus bordes presentan un brillo característico y una depresión en el centro. Para prevenirlo en los niños, la primera medida es cerciorarse de si ha habido algún caso en su piscina y después no intercambiar toallas, ni almohadillas ni ningún objeto que haya estado en contacto con personas que tienen las lesiones.
  • Papilomas – son unas verrugas pequeñas que aparecen en la planta de los pies y están originadas por contacto directo con el Virus del papiloma Humano o con el tejido descamativo del virus. Son lesiones pequeñas que aparecen en las plantas de los pies. Debido a la presión que ejerce el cuerpo sobre las plantas de los pies, puede formarse un endurecimiento de la piel encima de la verruga creciendo hacia dentro volviéndose generalmente muy dolorosas. Puede afectar a cualquier población siendo más frecuentes en edades comprendidas 12 y 16 años y gente estresada o inmunodeficiente.
  • Otitis del nadador – es una infección de la parte externa del oído. La pueden causar varios tipos de bacterias u hongos. Si hay mucha humedad en el oído, se puede irritar formando enrojecimiento e inflamación y favorecer la entrada de bacterias u hongos Suele aparecer cuando queda agua en el canal del oído durante largos periodos, creándose un ambiente propicio para el crecimiento de gérmenes, y aquellos presentes en las piscinas son una de las causas más frecuentes del ‘oído de nadador’. No se transmite de persona a persona.
  • Diarrea – Es la infección más frecuente adquirida por el uso de agua de piscinas. Los gérmenes que pueden contaminar el agua de la piscina son sobre todo Criptosporidium (tolerante al cloro, puede vivir en las piscinas durante días y es la causa principal de diarrea en brotes en piscinas), Norovirus, Giardia lamblia, Escherichia coli entre otros, causantes de una cuarta parte de los brotes diarreicos adquiridos en piscinas. Los niños, las mujeres embarazadas y las personas con sistema inmunitarios débiles corren mayor riesgo de contraer este tipo de infecciones.
  • Conjuntivitis o inflamación del tejido conjuntivo del ojo – Puede provocarse de dos maneras,  causadas generalmente por nadar con los ojos abiertos debajo del agua sin usar unas gafas de natación adecuadas. La irritación del tejido conjuntivo puede producirse debido a que los productos desinfectantes son corrosivos y pueden hacernos daño en nuestros tejidos blandos más expuestos los ojos, la nariz y la boca. Pero también puede provocarse una conjuntivitis por una infección bacteriana o vírica.
  • Pie de atleta o Tinea pedís – Es una infección producida por hongos dermatofitos (que se alimentan de queratina) o por levaduras (en casos muy raros con alteración del sistema inmune). Afecta los pliegues interdigitales, la planta y los bordes del pie. El hongo que lo produce sobrevive muy bien en ambientes cálidos y húmedos lo que hace de las piscinas un lugar ideal para propagarse. Se contagia de manera directa o a través de superficies que hayan estado en contacto con el hongo como toallas, suelos, calcetines, calzado…
  • Legionelosis – Enfermedad del legionario o neumonía adquirida por la inhalación de aerosoles que contienen Legionella spp. Cualquier persona de cualquier edad puede contraerla. Sin embargo, afecta principalmente a las de edad avanzada o aquellas con su sistema inmunológico debilitado. España es uno de los países donde más casos de legionelosis se notifican, según los informes de los últimos años del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC).

Table 6

 

stockvault-swimming-pool141202_

 

BIOTALDE puede asesorarles sobre el programa de autocontrol específico de su piscina y adecuado para garantizar la prevención de enfermedades trasmitidas por el uso de piscinas de uso público. Se contemplarán, al menos, los siguientes aspectos:

  • Tratamiento del agua de cada vaso
  • Control del agua
  • Mantenimiento de la piscina
  • Limpieza y desinfección
  • Seguridad y buenas prácticas
  • Plan de control de plagas
  • Gestión de proveedores y servicios

BIOTALDE laboratorio de ensayo acreditado por ENAC con acreditación Nº 559/LE1201 en la toma de muestras y en ensayos microbiológicos y fco-qcos de agua y de aire.

Nos gustaría recordar cual es la reglamentación actual y aportar unos breves consejos para el adecuado mantenimiento de las piscinas.
Las infecciones transmitidas por las aguas recreativas son prevenibles con medidas sencillas por parte del público, el personal de los centros acuáticos y las autoridades de salud pública para evitar la presencia de gérmenes en el agua.

La temperatura ideal del agua es de unos 25 °C, el nivel del cloro en el agua debe ser de 0.5–2.0 partes por millón y el del pH de 7.2–8.0. Los encargados del mantenimiento de la piscina deberían revisar los niveles de desinfectante y de pH al menos dos veces al día para disminuir las probabilidades de transmitir gérmenes.

Cumplir estas características es la primera línea de defensa contra los gérmenes que causan infecciones transmitidas por las aguas recreativas.
La frecuencia de muestreo para los análisis periódicos de la calidad del agua de la piscina es de una vez al mes (anexo III del Real Decreto 742/2013).
La frecuencia de análisis de Legionella, durante el periodo en el que la instalación se encuentre abierta al público, y solo en vasos con aerosolización y que además estén climatizados, será mensual. (Artículo 11 y en los anexos I y III del Real Decreto 742/2013).

El aire del recinto de las piscinas cubiertas, climatizadas o spas y de las salas técnicas anejas a las mismas no debe entrañar riesgo para la salud de los usuarios ni ser irritante para ojos, piel o mucosas. En el anexo II del Real Decreto 742/2013 se establecen los niveles de humedad relativa, temperatura ambiente, CO2 y tiempo de renovación de aire adecuados.

olympic-swimming-pool-2-1512954_

 

ANEXO I

Parámetros indicadores de calidad del agua

Parámetro

Valor paramétrico

Unidades

Notas

Condiciones para el cierre del vaso

pH

7,2 – 8,0

Cuando los valores estén fuera del rango se determinará el Índice de Langelier que deberá estar entre – 0,5 y + 0,5.

Cuando los valores estén por debajo de 6,0 o por encima de 9,0 se cerrará el vaso hasta normalización del valor.

Temperatura

24-30 ºC>36 en hidromasaje

ºC

Solo en el caso de vasos climatizados.

Cuando en vasos climatizados los valores superen 40 ºC se cerrará el vaso hasta normalización del valor.

Transparencia

Que sea bien visible el desagüe de fondo

Cuando no se pueda distinguir el desagüe del fondo o el disco de Secchi.

Potencial REDOX

Entre 250 y 900 mV.

Se medirá cuando los desinfectantes sean distintos del cloro o del bromo y sus derivados.

Tiempo de recirculación

Tiempos según las especificaciones y necesidades de la piscina para cumplir con los parámetros de calidad.

(horas)

Turbidez

5

UNF

Cuando los valores superen 20 UNF se cerrará el vaso hasta normalización del valor.

Desinfectante residual:

Cloro libre residual

0,5 – 2,0 Cl2

mg/L

Se controlará cuando se utilice cloro o derivados del cloro como desinfectante.

En caso de ausencia o superación de 5 mg/L se cerrará el vaso hasta normalización del valor; en caso de piscinas cubiertas además se intensificará la renovación del aire.

Cloro combina-

do residual

0,6 Cl2

mg/L

Se controlará cuando se utilice cloro o derivados del cloro como desinfectante.

En caso de superación de 3 mg/L se cerrará el vaso hasta normalización del valor; en caso de piscinas cubiertas además se intensificará la renovación del aire.

Bromo total

2 – 5 mg/L Br2

mg/L

Se controlará cuando se utilice bromo como desinfectante.

En caso de superación de 10 mg/L se cerrará el vaso hasta normalización del valor; en caso de piscinas cubiertas además se intensificará la renovación del aire.

Ácido

Isocianúrico

75

mg/L

Se controlará cuando se utilicen derivados del Ac. Tricloroisocianúrico.

En caso superación de 150 mg/L se cerrará el vaso hasta normalización del valor.

Otros

desinfectantes

Según lo dispuesto por la autoridad competente.

Según lo dispuesto por la autoridad competente.

Indicadores microbiológicos

Escherichia coli

0

UFC o NMP en 100 ml

En caso de sospecha o constatación de incumplimiento del valor paramétrico, se cerrará el vaso y se pondrán las medidas correctoras oportunas para que no exista un riesgo para la salud de los bañistas.

Pseudomonas aeruginosa

0

UFC o NMP en 100 ml

Legionella spp

<100

UFC / L

Solo en caso de vasos con aerosolización y climatizados.

 

ANEXO II

Parámetros indicadores de calidad del aire

Se medirá en aire, en el caso de piscinas cubiertas:

Parámetro

Valor paramétrico

Humedad relativa

< 65%

Temperatura ambiente

La temperatura seca del aire de los locales que alberguen piscinas climatizadas se mantendrá entre 1 °C y 2 °C por encima de la del agua del vaso, excepto vasos de hidromasaje y terapéuticos

CO2

La concentración de CO2 en el aire del recinto de los vasos cubiertos no superará más de 500 mg/m3 del CO2 del aire exterior.

 

ANEXO III

Frecuencia mínima de muestreo

Controles

En agua

En aire

Frecuencia mínima

Lugar donde deben realizarse los controles

Inicial

Todos

Todos

1 vez, según lo señalado en el artículo 11.2.a)

En laboratorio y en los contadores de la piscina.

Rutina

pH,desinfectante residual, turbidez, transparencia, temperatura, tiempo de recirculación

Todos

Al menos 1 vez por día y según lo señalado en el artículo 11.4 por la mañana antes de abrir las piscinas al público

In situ y en los contadores de la piscina.

Periódico

Todos

Todos

Al menos una vez al mes * y según lo señalado en el artículo 11.4

En laboratorio y en los contadores de la piscina.

* El titular podrá solicitar a la autoridad competente una reducción de la frecuencia de muestreo del Control Periódico, cuando tras dos años de autocontrol, todos los valores del control de rutina y control periódico hayan cumplido siempre con los valores paramétricos del anexo I y II.

https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2013-10580

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s